Spiritual Growth Hacker y Econóloga

Primeros pasos para emprender| 1· Enfoque

Pues fijate que ahora, con lo que está cayendo, es el mejor momento para  enfocarte y lanzarte.

Si hasta ahora tenías miedo, no creo que puedas imaginar muchas experiencias más terroríficas.

Te pido disculpas por ser tan cruda, pero creo sinceramente que no va a ayudar que intentemos minimizar lo que nos pasa.

Por eso lo digo sin disimulo.

Y si además tu negocio era «analógico» y no estaba enfocado en cubrir lo que el estado considera «primeras necesidades», lo tienes más bien crudo para salir de esta.

Y si tienes un negocio que cubre primeras necesidades pero es «analógico», lo tienes igualmente crudo, porque las medidas de esto que llaman confinamiento, son cada vez más restrictivas y se hace muy difícil el consumo  en general.

Hablaba ayer con un colaborador que se enfocó en innovar y tiene la única tienda online de ultramarinos en Ecuador.

Pues le está yendo muy bien.

Porque con las restricciones que estamos teniendo ahora mismo, pues lo mejor es comprar online.

Y eso que en su país no había hábito de hacer compras online.
La gente de allí era reticente a usar un método de pago que se escapaba de su control.
Tenían mucha desconfianza.

Pero, con todo esto de las cuarentenas mundiales, pues no queda otra.

Y es lo que nos está pasando a todos.

Los que ya estaban ofreciendo sus productos y servicios por la red, serán los grandes ganadores de esta crisis que a día de hoy— abril de 2020 —sólo acaba de empezar.

Te invito a leer el artículo en que me puse a filosofar sobre porqué el trabajo asalariado es un fake y creo que viene que ni pintado ahora mismo.

Si te apetece leerlo, aquí tienes el enlace:

¡Cuidado! ¡El trabajo asalariado es un fake!
El enlace al artículo que te he comentado es este de aquí arriba, la frase de color naranja.

El enfoque, empieza por tí

Si, si.

Para empezar, empieza por ti.

Pon el foco en tí.

Antes de ponerte a pensar en qué vas a vender, en qué se va a basar tu negocio, antes de escoger un nicho de mercado, a quien vas a dirigir tu producto o servicio, céntrate en tí y estúdiate.

Investiga en tí.

Haz por saber quien eres y cómo eres, qué te gusta, qué te disgusta, de qué cosas disfrutas y de qué cosas no disfrutas, etc.

Tal vez piensas que ya lo sabes, pero te sorprenderá darte cuenta de que no sabes tanto como crees sobre tí.

 

¿Y por qué esto es necesario para emprender?

Pues para decírtelo rápido: para que tu emprendimiento tenga éxito.

Así ta cual.

Motivos que hacen que empezar por ti sea una muy buena idea

Si no es algo que va 100% contigo puedes encontrarte con que:

  • Necesitarás invertir mucho tiempo y atención y si no disfrutas con lo que haces, tu vida entera se va a amargar.
  • Te costará encontrar motivación para tener toda la información y la capacitación que necesitas para mantenerlo en la cresta de la ola.
  • Así que mantenerlo se te va a hacer difícil y complicado, tendrás que buscar constantemente información o contratar a quienes pueden manejarlo.
  • Va a ser muy fácil que surja otro proyecto enfocado en cubrir la misma necesidad que tu y que sea mejor que el tuyo.
  • Así que te vas a embarcar en un emprendimiento muy inseguro.

En cambio, si es algo que va 100% contigo verás que:

  • El tiempo  que dediques a tu negocio va a ser tiempo de crecimiento, evolución y mejoramiento personal.
  • Vas a buscar la información que necesites con plena motivación y te vas a capacitar con gusto para mejorar cualquier área de tu negocio.
  •  Ahorrarás dinero en inversión porque te bastarás por tí mismo para muchas cosas.
  • Encontrarás siempre la mejor manera de ofrecer tu propuesta a los interesados, porque siempre te vas a sentir motivado por encontrar nuevas oportunidades y fórmulas.
  • Así  que va a ser difícil que alguien te sobrepase en el mercado.

Y bueno, seguro que me dejo algo.

Si nos ponemos a pensar seguro que nos salen más motivos para empezar por ti para conseguir enfocarte en un área (o nicho) que esté al 100% en tu área de intereses y capacidades.

Pero creo que von estos ejemplo ya te has podido hacer una idea de lo que estoy queriendo transmitirte.

Un método que puede serte útil

Pues mira, se me ha ocurrido un método de auto-estudio que forma parte de un entrenamiento y que te va a servir para desarrollar habilidades que luego podrás aplicar en la creación y consolidación de tu empresa/negocio.

Conocí el método del análisis DAFO cuando era muy joven, mucho.

El análisis DAFO es un método que se aplica para validar una propuesta de negocio, producto o servicio en el mercado.

Es genial para tomar consciencia de todas las características de la propuesta que se mide, tener en cuenta las respuestas que puede tener el mercado y adquirir una idea de cómo y por qué canales comunicarla.

Pero yo no tenía ninguna empresa entonces, ni tampoco propuestas de negocio ni productos que vender ni servicios.
Ya te he dicho que era muy joven.

Pero lo empecé a aplicar para aquello para lo que lo necesitaba en aquel momento.

¿Y qué necesitaba?

¡Conocerme a mi misma!

Preparándote para el DAFO

Te voy a explicar cómo implementarlo de esta manera en que te sirve para estudiarte a ti, pero antes quiero que veamos cómo prepararnos para implementarlo.

Porque este tipo de estudio, el auto-estudio, es algo que seguramente no tienes la costumbre de hacer en tu día a día, y este método requiere que adquieras un grado alto de maestría en el campo del auto-conocimiento.

Ten en cuenta que no nos estamos enfocando a un éxito meramente de negocios, sino que nos estamos poniendo el reto mucho más amplio, que abarca el éxito extendido y expandido a todas las áreas de tu vida.

Un éxito que te acerque a la inmortalidad, a elevar tu existencia, realizarte como ser humano completo y ha desarrollar el máximo de tus potencialidades.

Poner el foco en tí, para recolectar los datos necesarios

Para poder recoger los datos que te permitirán rellenar este primer análisis DAFO (que veremos en otro post) has de poner el foco en tí y no dispersarte.

Esto no quiere decir que vas a desconectarte de todo y de todos y a no tener en cuenta a los demás.

No.

Quiere decir que tomarás consciencia de que tu estás en medio de todo lo que te pasa, que tú eres el vehículo por el que puede suceder todo en tu vida.

Porque ¿sabes qué nos pasa a las personas?

Que tenemos muuuchos hábitos incorporados y otros taaantos preconceptos que hacen que vivamos nuestra vida en automático.

Y todos estos automatismos son los que están decidiendo día a día qué es lo que vas a vivir y cómo lo vas a vivir.

Así que necesitarás algunas técnicas que te permitan estar por encima de estos automatismos que controlan tu destino.

Métodos para poner el foco en tí

Pues tienes varios para elegir, así que esto lo veremos en próximos artículos, este se va haciendo ya muy largo y no quiero saturarte de información.

¡Que el cerebro también necesita sus espacios para asimilar!.

¡Que tengas muy buena semana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *