Diana Valeria

Spiritual Growth Hacker y Econóloga

Cuando me presento me suelen hacer una pregunta, no todo el mundo hace la misma, depende a qué se dedica quien la hace, suele ser una u otra.

Quienes se dedican al marketing online preguntan: ¿Qué es Spiritual Growth Hacker?.

Quienes están más orientados a lo social o a la economía suelen preguntar: ¿Qué es la econología?.

Y quienes no tienes especial interés en ninguna de estas áreas me preguntan: ¿A qué dices que te dedicas?.

El caso es que depende el área de interés principal que tengamos, nos llaman la atención unas cosas u otras. ¿Cuál es tu área de interés? ¿De qué tema no te cansas nunca o puedes abarcar más información que otros?

Mi área de interés es muy amplia y engloba muchas áreas.

Mi centro de interés está en LA VIDA, todo lo demás, que no es poco, llega arrastrado por ella.

La vida de los humanos ha tenido en este último tiempo un revolcón con la realidad y ante nuestras narices, todo se ha desmoronado, destapando una realidad mucho más densa de la que creíamos vivir.

Tiempos de cambios que nos afectan a todos

Ya nos parece bien, a veces, que todo cambie. A veces…

Otras veces nos rebota, nos indigna que lo que conocemos y dominamos bien cambie. Los cambios no nos dejan vivir «en automático», requieren de nuestra total atención y parece que hubiera una «fuerza interna» que detesta tener la atención puesta en el «aquí y ahora», en el momento presente. Algún aspecto como arquetípico que no quiere incorporar nuevos hábitos que nos conecten mejor con la nueva frecuencia emitida por ese movimiento de «la realidad». ¿Te suena, resuena?

Benditos cambios, por más imprevistos que sean

Ahora
toca reinventarnos
y yo puedo ayudarte en eso


quiero hacerlo

Para que tu negocio empiece a rendir, ha hecho falta tiempo, dedicación, esfuerzo, superación e incluso dinero ¿verdad?.

Esfuerzos que has hecho con mucho gusto y motivación. Es muy frustrante ver como ahora se está depreciando. Todo el tiempo dedicado, la ilusión, las oportunidades que se quedan en nada.

¡Qué bajón! Y lo peor: esta sensación de no poder hacer nada por remediarlo.

Pero sí puedes.
Puedes decidir no conformarte.

Iterar.

Que no es más que cambiar de rumbo, replantearte las cosas y adaptarlas a las circunstancias de forma que te favorezcan.

Si tomas esta actitud, puedes hacer mucho.

Existen recursos tecnológicos que todavía no conoces y que pueden ayudarte.

O que tal vez sí conoces, pero no sabes exactamente cómo aplicar.

Por difícil que ahora te parezca, hay una solución para mantenerte a flote y crecer en estos momentos.

Te sorprenderá ver todas las posibilidades que te ofrecen la tecnología y la Inteligencia Artificial.

Sea cual sea tu negocio, hay una herramienta digital que se le ajusta.

Si quieres indagar un poco más


contáctame

Si en cambio quieres darlo todo por perdido en este tiempo de confinamiento, puedes hacerlo, es tu elección.

Porque he de decirte que no vamos a volver a lo de antes.

Ni la economía, ni la vida, ni la sociedad volverán a ser como antes.

Así que si no cambias para adaptarte, te quedarás fuera.
Viendo como lo que conservas se vuelve inútil y va perdiendo su valor.

Es triste, si. Tal vez no queremos verlo, quisiéramos poder continuar con los mismos patrones de antes.

Pero soy muy sincera al decirte que cuanto antes lo aceptemos, antes podremos recuperarnos.

Las consecuencias de lo que estamos viviendo van a ser apocalípticas en una escala global, no nos engañemos.

Y si no quieres perder lo que tienes, lo que has conseguido, si quieres adaptarte a esta transformación social y económica, contáctame.

Vamos a encontrar la solución menos costosa que te permita encontrar la fórmula para seguir participando activamente en la economía.

La solución que se adapte a tu capacidad, a tu necesidad, a tu entorno y a tu bolsillo. Internet te ofrece muchas posibilidades.

Y la creatividad de quien conoce estas posibilidades y sabe implementarlas te ofrece un camino certero. ¡Ábrete a todo ello!

¿Qué necesitas tú para mantener tu actividad económica?


cuéntamelo

Lo que vaya a pasar, sólo depende de tí.

Puedes quedarte como estás.

No adaptarte, no iterar, y esperar a que este problema se resuelva por sí solo o confiar en que el gobierno lo resuelva.

Que no lo hará, y lo sabes.

Puedes clamar que es una injusticia, indignarte, cabrearte, frustrarte, bloquearte, deprimirte, …

Nada de esto cambiará la situación.

Ya está definido, lo que estamos viviendo ahora, ha definido lo que va a suceder en el futuro.

Pero tú puedes NO conformarte.

No quedarte en una situación que te limita y arrincona.

Es simple.

El futuro se construye con los pasos que damos en el presente.

Tú lo sabes, no es nada nuevo.

¿Qué estás haciendo ahora por tu futuro?


contactarte

https://youtu.be/WtuVaDvYNys